Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

• Tratamiento sin dolor: sin cirugía ni inyecciones

• Sesiones cortas, cómodas y sin dolor

• Resultados inmediatos y sin olor desde
   la primera sesión

Alma Lasers
presenta SweatX, un nuevo tratamiento para reducir el exceso de sudor en las axilas (hiperhidrosis) y el mal

olor axilar (conocido como bromhidrosis u osmidrosis) que puede llegar a generar, este tratamiento se aplica con la nueva tecnología dieléctrica, desarrollada en exclusiva por este fabricante.

Una de las principales novedades que ofrece esta nueva tecnología dieléctrica, y que la hace única, es el control absoluto del nivel de profundidad en el que se concentra la energía.

¿Cómo funciona?
El tratamiento consiste en aplicar la nueva tecnología de termoterapia dieléctrica que desactiva las células sudoríparas, atacando su contenido líquido. Aplicando altas dosis de calor en diferentes niveles de profundidad de la piel, en los que se encuentran las células sudoríparas ecrinas y apocrinas, la tecnología Dieléctrica de Alma Lasers puede desactivar estas células con el objetivo de detener la generación de líquido, causante del sudor y del mal olor.

La zona más oscura es donde se concentran las glándulas sudoríparas. Tras la primera sesión, la zona de sudoración queda reducida.
 


Tratamiento no invasivo y cómodo

La gran ventaja de este tratamiento es su comodidad. Al ser un tratamiento no invasivo, no requiere de procedimientos quirúrgicos ni inyectables. Durante el tratamiento, el paciente siente una acumulación progresiva de calor en la zona, sensación que resulta muy llevadera. El fabricante recomienda realizar un mínimo de 4 sesiones y programar una sesión a la semana. El médico puede indicar más sesiones en función del índice de sudoración que presente el paciente.

Reducción del sudor desde la primera sesión
El paciente notará una reducción paulatina del sudor desde la primera sesión. Antes y al final de cada sesión, el médico realiza una prueba para medir y marcar el área de sudoración. A continuación, el médico aplica un gel específico y empieza a aplicar la energía en la zona de tratamiento. Una sesión de tratamiento dura 30 minutos aproximadamente.